El “Día de muertos” en Bali

altarenbiblioteca
Pequeño altar que honra a los escritores en una biblioteca de la Ciudad de México.
En México, como en otras partes del mundo, existen costumbres que le dan un lugar especial a los difuntos. El 2 de noviembre en este país es un día en el que se cree que “el espíritu de los difuntos regresa del mundo de los muertos a éste, para convivir con sus familiares durante un día, departiendo con ellos, consolándolos y confortándolos ante su pérdida“. Hay ciudades donde esta tradición prehispánica se vive con mayor fervor; dándole ese lugar especial a quienes han dejado la tierra, visitando sus tumbas y creándoles altares donde se pone una foto del difunto, se decora con flores, velas, colores vivos y  en él se incluyen sus comidas favoritas. Pero, conforme uno se acerca al Norte y las tradiciones adoptadas son más similares a las de Estados Unidos, esta celebración es más bien anecdótica, los altares se hacen en escuelas y recintos culturales pero no en muchas casas. En mi familia, no recuerdo cuándo fue la última vez que fuimos al panteón y nunca hicimos un altar para, digamos, mi abuelo.Conforme pasan los años seguimos recordando a quienes ya murieron, pero pareciera que lo correcto es ir dejando de hablar de ellos, porque es una forma de decir que seguimos con nuestras vidas.

Fue hasta que Jorge y yo visitamos países como Vietnam, India o la isla de Bali, en Indonesia, que empecé a entender el verdadero significado del “día de muertos” y la importancia de darle un lugar a quienes nos dejaron.

 

El culto a los ancestros es una celebración cuyos rituales se centran en la veneración de los antepasados de un grupo de individuos determinado (familia, comunidad, etc). A través de estos rituales se contribuye a conservar la memoria de los progenitores (socialmente importantes) y, asimismo, a fortalecer los valores del grupo de parentesco o de la comunidad. Quienes lo llevan a cabo quieren asegurar el bienestar de sus seres queridos fallecidos en el más allá, incluso creen que estos difuntos pueden interferir o mediar en los asuntos terrenales.

palmas
Mientras paseábamos por Ubud, vimos muchísimos “Penjor” una decoración que simboliza la cola del rey de los espíritus: Barong.

Reviví esta tradición en Bali porque nuestra visita coincidió con el Kuningan, una celebración hinduista donde se concluyen los diez días de fiesta que conmemoran el triunfo del bien sobre el mal. Durante esta temporada los ancestros visitan la tierra. El día 1 (Galungan) se produce el descenso y el día 10 (Kuningan) el regreso al cielo. Los balineses acuden a diario a los templos con ofrendas para los dioses y con sus mejores vestimentas”.

Lo curioso de estos días es cómo estaba vestida toda la ciudad, con diferentes tipos de ornamentos y ofrendas para las deidades y los ancestros. Viniendo de un país donde se siguen viviendo algunas tradiciones indígenas prehispánicas, fue increíble poder identificarme tanto con una isla asiática que a la vez me hacía sentir en otro mundo.

Si quieres saber más, te recomiendo:

Galungan y Kuningan en Bali

http://www.balitrips.net/temple_ceremony/kuningan-ceremony.html

https://www.vilondo.com/when-to-go-to-bali/balinese-holidays/kuningan-day/

My Lesson in Making Balinese Canang Sari

Hinduism in Bali & Indonesia

https://sciencehistorylover.wordpress.com/2013/02/03/balis-unique-offerings-traditions-and-the-meanings/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s