Lo vi mientras recogía el equipaje. Me quedé anonada y sin esa prudencia que uno debe tener al observar a un completo extraño. Era delgado, estatura baja, cabello gris al raz, lentes de pasta, corbata roja, camisa de manga larga fajada, encorbado, mirada perdida y aburrida. ¡Era él! Akakiy Akakievich, Bartleby el escribiente, Filiberto. Era el protagonista del autor ruso, Nicolai  Gógol, del escritor estadounidense, Hermann Melville o del narrador mexicano, Carlos Fuentes. Le quería tomar una foto, pero me contuve. Sabía que era una falta de respeto, jamás podría decirle: “Usted me recuerda al funcionario ingenuo y estrambótico de unos cuentos cortos que he leído. Usted representa la inspiración de lo que yo entiendo como estereotipo Godínez”. 

Godínez es una forma sarcástica y autoburlesca de mencionar a quienes trabajan en una oficina con un horario fijo. Este apodo viene de un personaje del Chavo del 8, el cual era un compañero de  la escuela que le gustaba la vía más fácil de hacer las cosas y evadir responsabilidades.

A quienes se les apodó realmente Godínez era a los burócratas. Precisamente por esa fama de hacer el mínimo esfuerzo y evadir al máximo sus responsabilidades. Pero este personaje es más antiguo que “el Chavo”, ha sido el protagonista de diversos cuentos cortos:  Gógol escribió El Capote entre 1839 y 1841. Hermann Melville publicó Bartleby el escribiente en Putnam´s Magazine en 1853. Cuentos Sobrenaturales de  Carlos Fuentes publicó  en 1954 el Chac Mool

Akakiy, Bartleby y Filiberto comparten lo absurdo empezando por sus nombres, su trabajo de funcionarios, el objeto de burla en el que se convierten por su carácter estrambótico que llega a desesperar al lector. De los tres, el único que tiene amigos es el mexicano, Filiberto. Pero los tres también comparten una fijación: Bartelby, por no hacer nada, y su irritante frase: “prefería no hacerlo”. Akakiy, ¡su abrigo! El cual se convierte en su “todo”, su motivación y razón de vivir. El pobre Filiberto es coleccionista de arte indígena  y fue consumido por una de sus estatuillas.

Por su puesto que cada cuento tiene una trama y contexto muy distinto. Akakiy Akakievich vive en la antigua capital rusa, San Petesburgo y el frío de este lugar provoca que tenga que comprar un abrigo nuevo, por el cual se le van todos sus ahorros e incluso hace sacrificios por él. Ese frío es el que provoca que su rutinaria vida cambie. En el caso de Bartleby, su jefe, un abogado de Wallstreet, es quien te cuenta su historia en su lucha por entenderlo o perdonarse porque él también dejó de ser predecible… y por último, Filiberto, quien vive en el D.F., la historia la cuenta un compañero de trabajo y su diario que encontró entre sus restos tras morir en Acapulco.

Me parece extraordinaria la idea de estos autores para relatar el contexto social de su país a través de uno de las profesiones más antiguas de la historia. Una, que parece no cambiar. Sé que “Godínez” ya no solamente son los funcionarios, sino que nos sentimos identificados quienes una vez estuvimos o los que están en una oficina con horario fijo y un uniforme: sabes realmente lo que  ese traje puede llegar a representar. Amo los memes que veo de vez en cuando: la comida en la oficina, el recelo que tienes por quien agarró tu comida del refrigerador, ¡la pluma! ¿por qué las plumas siempre desaparecen?, la añoranza a la quincena. Pero en ese ambiente, sigue existiendo el que va más en serio, pulcro pero con un defecto físico muy notorio, el que no se ríe, el que te da miedo pedirle un favor aunque veas que ya no tiene qué hacer, el que sabes que nunca podrá estar en ventas porque volvería loco al cliente, el que tiene una fijación por algo. ¡Dios mío! Por eso se me hicieron tan extraordinarios los cuentos que leí, porque hablan  de forma sarcástica de un personaje que ha trascendido generaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s