¿Por qué Mongolia?

<![CDATA[

¿Por qué Mongolia?
Ulaanbaatar, Mongolia

Ulaanbaatar, Mongolia


Esta
pregunta estuvo haciendo eco en mí desde la primera vez que nos la
hicieron.

Desde que estudie geografía en primaria y que
una de las asignaturas era aprender a localizar los países del mundo y sus
capitales, recuerdo que solamente el nombre “MONGOLIA” despertó mi
imaginación.

Conforme el tiempo pasó aprendí que el famoso
Ghengis Kahn, era de este lejano país de Asia y que este pueblo se
caracterizaba por ser nómada, clasificación que sin duda el mundo occidental le
da (Actualmente gran parte de la población de país mantiene este estilo de
vida).

Conforme fui creciendo y mi fascinación con los
viajes se fue desarrollando, aprendí que ese tren que recorre toda Rusia para
llegar a China (conocido como transiberiano en su versión transmongolica), pasa
por en medio de Mongolia.

Todos estos elementos en común y con la ayuda de
la Lonely Planet para afinar detalles y la oportunidad de hacer un viaje de
largo plazo, presentaron la perfecta oportunidad para visitar este país
(Incluso Mongolia tiene presencia diplomática en México, lo que facilitó la
obtención de las visas).

Sin embargo, no lograba encontrar otra respuesta
al ¿Por qué Mongolia? si no la obvia: “Pues esta en el camino del
transiberiano que queremos hacer y pues es la tierra de Ghengis
Kahn”.

Esta respuesta se me hacia el típico
cliché del “¿Por qué?” visitar un país, como si viajar solo fuera
acumular fotos e historias que contar en lugar de una oportunidad genuina (y en
ocasiones única) de descubrir y entender más acerca de mundo y a su vez
descubrirnos a nosotros mismos en el proceso…. En fin, emprendimos el
transiberiano y llegamos a Mongolia.

Eran las 6 de la mañana hora local cuando el
asistente del vagón del tren tocó la puerta de nuestro compartimiento para
despertarnos e informarnos que estábamos a punto de llegar a la estación de
Ulan Bator. Rápidamente (como no queriendo) nos despertamos y alistamos para
bajar e iniciar este capítulo en nuestra aventura. El frío que se sentía al
descender del tren era fuerte y del tipo que cuando respiras te hace sentir
como el aire frío congela tus pulmones (Para ser honestos, la temperatura era
de -5°C, no era tanto pero en ese momento se sentía bastante).

A nuestro alrededor veíamos viajeros locales
saludándose con personas que seguramente eran familiares que estaban
esperándolos, a viajeros occidentales siendo abordados por vendedores de
hoteles / hostales y de paquetes turísticos para visitar la ciudad. En nuestro
caso fuimos recibidos por gente de nuestro hostal, el “Golden Gobi”,
con un cartelón naranja y una sonrisa que caracteriza la hospitalidad en este
país. Empezamos a caminar detrás de ellos para abordar la camioneta que nos
llevaría a nuestro “hogar” por los próximos 5 días, descubriendo que
también irían con nosotros 2 parejas de alemanes, una rusa, un inglés, la dueña
del Hostal (que personalmente recoge a sus huéspedes) y el chófer de la
camioneta.

La camioneta era la típica que ves en los documentales de
países de Asia; Una combí pero más sencilla. Esta nada mas tenía una fila de
asientos, así que “aventamos las mochilas” y simplemente nos hicimos
bola para acomodarnos unos arriba de otros y usando parte de las mochilas como
asientos, nadie se quejaba, todos sonrían y disfrutaban de la acogida que
Mongolia nos estaba dando. Esta escena es típica cuando viajas por el
mundo de mochilazo fuera de las comodidades de los países occidentales y las
grandes capitales del mundo. Bienvenido al tercer mundo.

Al llegar al hostal, nos registramos y nos
recibieron con desayuno de un pan con huevo, pan tostado con mermelada o nutela
y té o café soluble. En ese momento nada podía haber sido mejor.

Empezamos a planear nuestra estancia y compartir planes con
nuestro nuevo grupo de amigos. Allí descubrimos que las dos parejas de alemanes
habían planeado ya tours para salir fuera de la capital y explorar el vasto
territorio de Mongolia durmiendo en “Gers” (el nombre que se le da a
las tipo casas de campar / chozas en las que la población nómada vive).
Nosotros decidimos descubrir la ciudad y su cultura y planear dos excursiones
de un día cada una a diferentes puntos fuera de Ulan Bator. Aquí se empezaba a
responder la pregunta de ¿Por qué Mongolia?

Mongolia tiene una historia milenaria y por todo
el país hay sitios arqueológicos en dónde se han descubierto restos humanos de
miles de años atrás.

Mongolia tiene una extensión territorial de 1.5
millones de KM y México de 1.9.

Mongolia tiene un índice de alfabetismo del 98.5% (se dice
es que es una de las pocas herencias positivas del pasado comunista de país)
mientras que en México es del 93.4%.

Mongolia tiene una población de 2.9 millones de habitantes,
mientras que la de México es de 119 millones.

Dato curioso: En Mongolia los carros pueden tener el
volante tanto del lado izquierdo como del derecho.

El PIB per cápita en Mongolia es de $9,293 USD, mientras
que el de México es de $17,390 USD,

Durante el siglo XII y XIII de nuestra era, el imperio
Mongol se desarrolló con el liderazgo de Genghis Kahn y ha sido reconocido como
uno de los imperios que ha abarcado mas territorio en la historia de la
humanidad. Contrario a lo que se pensaría de un “imperio Mongol”,
este fue uno de los primeros en permitir la libertad de culto, el libre
comercio e introducir el estado de derecho. Se dice, que durante esta época,
floreció el comercio por la tan popular “ruta de la seda” e incluso
muchos europeos, como el famoso “Marco Polo”, emprendieron hacia el
lejano oriente con el deseo de explotar las rutas comerciales y en su caso
culturales y religiosas (hay evidencia de que el Papa Inocencio IV intercambio
comunicación con los emperadores mongoles y que los cruzados europeos buscaban
alianzas con ellos para pelear contra los musulmanes en oriente medio).

Lo
más impactante es que prácticamente después de la caída del imperio mongol a
finales del siglo XIII, Mongolia había formado parte de la China imperial
(primero con la dinastía Ming, luego la Qing y luego un breve periodo de bajo
la República China, de la que lograron desprenderse con la ayuda de la recién
creada Unión Soviética). Es importante mencionar que durante el siglo XIV
Mongolia se convirtió principalmente al Budismo e incluso los líderes de la
religión, así como durante el mismo periodo de la historia de la humanidad en
Europa en el que los líderes religiosos católicos, en este caso los Papas, ejercían
un liderazgo tanto político como religioso sobre la población. Esto siguió
hasta principios del siglo XX cuando el líder budista de Mongolia pidió ayuda a
los Bolcheviques Rusos, para independizarse de China aprovechando la caída de
la dinastía Qing. Los rusos efectivamente ayudaron, pero el precio que pagó
Mongolia fue el de convertirse en un estado “satélite” del Comunismo Ruso del
siglo
XX, eliminando prácticamente la libertades que gozaban incluida la económica
y sobre todo, la religiosa.

Sin duda todos estos datos son interesantes (la
mayoría de los cuales los aprendimos estando allí), pero aquí viene lo bueno:
Mongolia es un país de no más de 25 años. Después de la caída del comunismo en
el país, prácticamente Mongolia se desprendió de la dependencia Soviética e
inicio a escribir su propia historia. Hoy en día el país está viviendo una época
de apertura económica y democrática nada despreciable y está recuperando su
historia y pasado legendario para compartirlo con el mundo entero o simplemente
con quien esté abierto a descubrirlo. Por eso Mongolia. Porque es un país con
paisajes naturales únicos, por los secretos que guardan monasterios ocultos en
sus montañas, por su legado cultural y religioso (principalmente budismo), por
la hospitalidad de su gente, porque (todavía) no se ha convertido en destino
popular dentro de la industria del turismo internacional, por su autenticidad, porque
podemos…. O más bien, ¿Por qué no?


]]>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s