Quentar y Axel

<![CDATA[

Quentar y Axel
Granada, Spain

Granada, Spain


No sé cuantas vueltas dimos al pueblo. Quentar está a quince minutos de Granada pero encontrar Funda Lucía fue un verdadero reto. Más de una vez preguntamos a los locales, los cuales, aunque les hablábamos español, nos contestaban en inglés. Aún así, sus instrucciones nos llevaban a la cima (donde se acaba el pueblo) que con sus calles diminutas y subidas empinadas, nuestro pequeño Opel rentado parecía que en cualquier momento iba a deslizarse sin control alguno. Funda Lucía fue el primer lugar donde verifiqué que definitivamente una mochila es mucho mejor que equipaje con llantas. Todavía después de estacionar el carro necesitábamos subir otra cuesta empinada y empedrada, además de unas escaleritas, pero la verdad es que las vistas, el lugar y la gente que conocimos fueron lo mejor del segundo capítulo de España. Ahí conocimos a Axel, uno de los dueños, un alemán que hace más de veinte años llegó a este pueblo por auto-stop (de raite), aquí se dedicó a la construcción y junto con otro compatriota decidieron construir el hostal donde reciben a tres tipos de visitas: 1) los huéspedes que pagan por su hospedaje. 2) voluntarios que a cambio de comida y un lugar donde dormir, ofrecen trabajar durante su estancia. 3) couchsurfers, que se pueden quedar gratis máximo dos días. Estos visitan el lugar no para turistear Granada, sino más bien para disfrutar del paisaje y recibir gratuitamente terapia de hipnosis ( al parecer el socio de Axel es una especie de “chamán” o médico alternativo que hace hipnosis y reiki, entre otras cosas). Ahí conocimos a Line, danesa que estaba de couchsurfer, con la que compartimos un paseo al lago (realmente era una presa), a la cual nunca llegamos porque nos perdimos (después Axel, quien nos había dicho “cómo llegar” nos aclaró relajado que la mayoría se pierde en el camino). También a una neozelandesa y una china de Boston (así se presentaba) que eran voluntarias. Sinceramente, no sabía que existía ese forma de viajar; pero ellas nos explicaron que hay una página web llamada helpx donde se registran tanto los que buscan voluntarios y quienes quieren serlo. Axel y su socio están tan acostumbrados a trabajar así que ya no contratan a alguien para hacer la limpieza. De hecho nos contó que una vez tuvieron unas semanas sin voluntarios y que habían sido horribles porque habían tenido que trabajar… Jorge y yo morimos de risa con su anécdota. Funda Lucía fue nuestro primer hostal en el viaje, donde empezamos a vivir y disfrutar una de las maravillas de esta forma de viajar: la gente que conoces y sus historias.


]]>

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s